No tenga piedad con su hijo cuando juegue al parchís

ganar

Dejarles ganar parece el camino más fácil para hacerles felices, pero a largo plazo puede ser un error. Así les afecta psicológicamente una falsa victoria.

Es seguramente una de las frases más lapidarias de nuestra infancia: “Hay que saber perder”. Cuando somos adultos ya lo sabemos e intentamos asumirlo con mayor o menor elegancia, pero cómo nos escocía cuando, siendo niños, comenzamos a escucharla de un día para otro, tras estar acostumbrados a saborear siempre las mieles de la victoria. La manía de muchos padres, tíos y abuelos de dejar ganar al niño resulta no ser una buena idea y puede pasar factura después, según explican los expertos.

Muchas veces, cuando jugamos contra un niño nos da no sé qué que pierdan y fingimos una derrota. Esto, que quizá se utiliza para levantarle el ánimo o para evitar rabietas o partidas interminables, puede resultar perjudicial, ya que arrebata al niño la posibilidad de desarrollar estrategias psicológicas y de comportamiento que son necesarias para competir de forma real y minimizar el disgusto de haber perdido.

¿Por qué nos empeñamos los padres en edulcorar la realidad? ¿Tan grave es perder que evitamos que los más pequeños se enfrenten a esa experiencia? “Muchas veces los adultos pierden de vista cuál es la intención de las decisiones que se toman a la hora de educar a un niño. Estamos viviendo la época de facilitémosles todo sin pensar en las consecuencias”, explica Nano López Romero, coach especializado en preadolescentes, adolescentes y padres.

Podéis leer el artículo completo en BuenaVida, de El País.

Pautas para evitar que tus hijos beban

nin%cc%83osbeber

Tanto para ti como para tus hijos. “Somos un fiel reflejo para ellos, y todo lo que nosotros hagamos se quedará grabado dentro de su disco duro”, señala Nano López, coach experto en adolescentes. Debemos tener muy claro que, si tomamos alcohol delante de nuestros hijos, eso puede traer consecuencias. Si nosotros hacemos lo contrario de lo que queremos enseñarles, el mensaje les llegará distorsionado.

Por otro lado, debemos favorecer actividades alternativas a las de divertirse consumiendo alcohol con sus amigos: organizarles planes para salir al campo o fomentar que practiquen algún deporte ayudará muy positivamente a que nuestros hijos no vean en el alcohol el único recurso para evadirse y pasarlo bien.

El artículo completo, aquí.

¿Cómo evito que mi hijo sea un maltratador?

nin%cc%83os

A veces reconocemos en nuestros hijos determinadas actitudes que nos asustan y en las que no reconocemos, en el joven que tenemos delante, al pequeño niño que intentamos educar en los mejores valores, ¿qué podemos hacer entonces?

Con motivo del Día Mundial contra la Violencia de Género me he hecho la siguiente reflexión: ¿Somos realmente conscientes y responsables de lo que ocurre a nuestro alrededor? ¿Hacemos algo por cambiarlo o evitarlo, o simplemente somos meros espectadores?

Lo mismo ocurre con la violencia de género. Pensamos que es un problema de otros, que nos es ajeno. Pero es uno de los temas que constituye una verdadera lacra en nuestra sociedad, y la sociedad la formamos todos. Hay padres que piensan que a sus hijas no les va a pasar, pero la realidad es que el problema se está normalizando entre los jóvenes y que determinadas actitudes no las consideran un abuso. Yo mismo me he quedado asombrado al comprobar que alguna de las chicas con las que trabajo ha sufrido violencia de género.

Podéis leer el artículo completo en Ser Padres.

Educar a los chavales para prevenir la violencia de género y otros problemas

chance
‘¿Y esto qué tiene que ver conmigo?’ Esta es una pregunta muy común que la sociedad se hace cuando no sufrimos algo de manera directa. Esta semana se ha celebrado el Día Internacional contra la violencia de género. Sin embargo, ¿celebrar unas jornadas como estas es suficiente para que todo cambie?

Según las estadísticas, en España han muerto más de 866 mujeres en los últimos 13 años.Es una cifra escalofriante en la que casi ni nos paramos a pensar, y que sigue aumentando.

Uno de los principales problemas que hace que las cosas ocurran es la falta de sensibilidad y educación. Y cuando hablo de educación no me refiero únicamente a la educación en casa, sino a que hay que tener en cuenta todos los factores que influyen en los comportamientos de la sociedad. Nos estamos acostumbrando a escuchar estas noticias todos los días, lo que convierte el hecho en algo cotidiano y nos ‘insensibilicemos’ frente a la noticia y le restemos importancia.

Podéis leer el artículo completo aquí.

Claves para enfrentarnos al cáncer y a cualquier momento delicado

cance

Este mes celebramos el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, una enfermedad a la que cada año, unas 26.000 mujeres tienen que enfrentarse. […]

Una vez que la enfermedad aparece, la batalla es un camino largo en el que no podemos olvidarnos de uno de los factores más importantes que tenemos: nuestra propia fuerza interior. La noticia del cáncer golpea brutalmente nuestro estado de ánimo y empiezan a aparecer los miedos, las incertidumbres y las preguntas. Es inevitable. Pero tenemos la posibilidad de luchar y es importante no olvidarnos de eso. A nivel médico, los profesionales serán los encargados de conocer los métodos más eficaces para combatir la enfermedad. Pero podemos responsabilizarnos de nosotros a nivel emocional, tan importante para avanzar en la recuperación.

Podéis leer el artículo completo, aquí.

Cómo deben ser los deberes de verano para los niños

Cómo aprovechar las vacaciones de los niños para mejorar su aprendizaje

en: Guía infantil

Con dos meses de tiempo libre por delante, ¿es bueno ponerle deberes escolares a los niños? Cada año, padres y profesores debaten sobre el exceso o falta de deberes de los niños, tanto durante el curso escolar como durante las vacaciones. ¿Deben mantenerse las responsabilidades escolares también durante el verano? Antes de buscar alternativas de educación y aprendizaje, existen dos escenarios reales muy diferentes que se hay que tener en cuenta.

En qué casos se recomienda que el niño haga deberes en verano

1. Los chavales que han suspendido alguna asignatura y tienen que recuperarladurante el verano, pueden encontrar en clases particulares o escuelas de verano un apoyo necesario para que las horas de estudio sean productivas y aprendan a organizarse para poder disfrutar también de los amigos y la familia.

2. Los niños que aprobaron todo: Por otro lado, quienes se han aplicado durante el curso y sus notas han sido estupendas pueden descansar y disfrutar de unos resultados merecidos tras el esfuerzo y la implicación. ¿Pero es conveniente dejar de entrenar la mente durante todo el periodo estival?

Los niños son esponjas que están absorbiendo todo el tiempo la información que les rodea. Su poder de aprendizaje está en pleno desarrollo pero hay que tener en cuenta que su formación no sólo depende de conocimientos teóricos. Por lo tanto, ¿deberes en vacaciones?

Cuáles son los deberes ideales para los niños en verano

Lo ideal para el verano son experiencias y métodos menos rígidos que los del resto del año, que alienten la imaginación de los niños, provoquen su curiosidad y animen su inteligencia. Algunas ideas son:

– Lecturas educativas.

Juegos de mesa.

– Actividades en grupo.

Excursiones en la naturaleza.

– Clases más artísticas, etc.

Además, el relax de las vacaciones se puede aprovechar para que desarrollen otros conceptos que muchas veces no se tienen en cuenta y que son igual de valiosos en su formación personal. Buscar métodos divertidos y experiencias enriquecedoras que desarrollen sus habilidades y definan conceptos útiles e importantes como, por ejemplo,el liderazgo. Tanto niños como adultos a veces confunden este concepto definiéndolo como un valor de una persona que impone una idea a los demás. Pero históricamente se ha demostrado que existen líderes positivos o negativos, y son el desarrollo de las habilidades personales las que han diferenciado ambos casos.

Habilidades que los niños pueden fortalecer en vacaciones

Algunas de las habilidades que los padres pueden inculcar a los hijos pueden ser:

Una buena capacidad de comunicación. Enseñar a los hijos métodos de comunicación para que sean capaces de transmitir sus ideas de una forma clara y eficaz.

Desarrollar su inteligencia emocional. Ser capaz de gestionar las emociones es un punto importante para un buen liderazgo. El manejo de los sentimientos y el conocimiento de cómo nos influyen, es importante para saber dirigir los pensamientos hacia un camino positivo.

La escucha. Aprender a desarrollar una escucha activa, basada en la empatía y distinguir los mensajes tras las palabras.

Es imprescindible que los más jóvenes puedan conocer sus fortalezas y sus debilidades para que puedan diseñar su futuro y no caigan en frustraciones innecesarias. Por ejemplo, es probable que si comparan al portero de fútbol Casillas y al delantero Cristiano Ronaldo no encuentren muchas diferencias si los categorizan como jugadores de fútbol. Sin embargo, si se plantea cambiar su rol y se pone a Ronaldo de portero y a Casillas de delantero, posiblemente no serían los mejores jugadores del mundo. Cada uno tiene unas características que ha desarrollado dependiendo de sus habilidades.

Saber diseñar un objetivo es primordial y debe ser específico y detallado, medible en el tiempo y realista. Ser conscientes de los propios recursos y los que podemos necesitar y poder visualizar el objetivo en la cercanía. Por ello, la labor de los padres y profesores es desarrollar actividades para los niños que contengan todos estos ingredientes que formen parte del crecimiento y puedan serles útiles en el futuro.